Tags

, , , , , , , , , , , , , ,

El día 14 de febrero hizo tres años desde que empecé a escribir en este blog. Las razones que me llevaron a comenzarlo las tenéis en mi libro La Pausa del Opositor pero (sin ánimo de desvelaros contenido del mismo), os puedo decir que nunca pensé llegar al momento en el que estoy ahora. En cifras, hemos llegado a casi los 3 millones de visitas en el blog, a pasar los 10.000 seguidores (reales) en Instagram y a tener otro puñado en Facebook.

elblogdepatriciaisrael.comCuando empecé a escribir elblogdepatriciaisrael.com no lo hice pensando en crear una comunidad de opositores. Lo hice porque empezaba una nueva etapa en mi vida: volvía a mi ciudad y planeaba empezar a opositar a Justicia. Venía de dedicarme a la comunicación durante años y sentía la necesidad de seguir transmitiendo de alguna forma. Así que comencé a escribir sobre mi experiencia en Londres, mis viajes, mis primeras impresiones como opositora… y vi que había mucha gente detrás con la misma inquietud que yo. El mundo del opositor es muy solitario y sólo nosotros nos comprendemos. Así que fui compartiendo mi día a día por las redes sociales y dando información sobre las oposiciones a través del blog.

Como sabéis, hace unos meses aprobé la oposición y junto a vuestras felicitaciones hubo un mensaje que se repitió: «No nos abandones, sigue con el blog». Y debo reconoceros que nunca pensé en abandonaros. Ni en la recta final del examen, ni cuando estaba muy agobiada por el poco tiempo que tenía para estudiar y contestar vuestros mensajes, ni en las semanas antes de la prueba de mecanografía, ni si hubiera suspendido… Siempre quise seguir escribiendo este blog porque creo que me ha aportado muchas cosas buenas en los últimos tres años. Porque sí, vosotros también me inspiráis, me motiváis y me dais seguridad para sacar ideas adelante, como mi primer libro.

Es gracias a vosotros que este blog sigue teniendo sentido tres años después.

Así que perdonadme porque el post de esta semana, no sea tan «útil» como el de otras pero necesitaba compartir esto con vosotros porque sois importantes para mí. Mis mañanas como funcionaria y mis tardes como bloguera, son mi nueva rutina y me encanta.

Mil gracias por estar ahí, Valientes! ¡Pronto seremos compañeros!

P

¿Te ha gustado el post? Me harías muy feliz si lo compartieras 🙂