Tags

, , , , , , , , , , ,

¿Por qué debo prepararme unas oposiciones?

¿Por qué estoy opositando?

¿Me está aportando algo bueno opositar?

Estas preguntas nos las hacemos todos los estudiantes a lo largo del tiempo en que estamos metidos en la oposición. Opositar no es fácil y todo sabemos, que hay muchos altibajos. Sin embargo, no quiero ver la visión negativa de esta pregunta, sino todo lo contrario, quiero que nos la preguntemos con una sonrisa de soñadores y nos preguntemos a nosotros mismos: «¿Por qué estoy opositando?» «¿Qué cosas buenas voy a obtener de este camino tan duro?»

por que opositar

Sé a dónde voy y sé a dónde no quiero volver

Algunos, tomamos la decisión de opositar porque sabemos a dónde no queremos volver. Trabajos en empresas privadas de miles de horas no remuneradas, favoritismos, inestabilidad laboral, prácticas gratis y nada de reconocimiento profesional.

Todos sabemos lo que ofrece un puesto de funcionario en una administración de pública. Somos conscientes que renunciamos a altos bonus por comisión y a viajes pagados de negocios pero… hemos elegido otro estilo de vida cuando decidimos ser funcionarios.

Voy a aprender a ser humilde

Muchos llegamos a la etapa de la oposición con varios títulos debajo del brazo. Tenemos Masters, idiomas, carreras, años de experiencia en el sector y decimos: «Tengo suficiente base jurídica como para superar un tipo test». «En la carrera me estudiaba más temas para las asignaturas».

Cuando llevas algunos meses o semanas opositando, descubres que los opositores partimos de la misma línea de salida. Si tienes conocimientos de una materia, tendrás que mejorarlos. Y, con el tiempo, comprobarás que personas con menos base de conocimientos que tú, te adelantarán a base de trabajo duro y constancia.

Olvídate de tu Currículum. En el momento en que decides opositar, empieza una nueva etapa de tu vida, en la que partes de cero. Cuanto más humilde seas, antes empezarás a aprender y a avanzar en el estudio.

El significado de la palabra «constancia»

Si no te consideras una persona constante, vas a aprender a serlo. Todos los que lo hemos conseguido, sabemos que la constancia se entrena y que, aunque siempre hayas sido un estudiante inquieto, vas a terminar por aprender a ser constante.

Para conseguir un objetivo tan ambicioso, tendrás que fortalecer tu paciencia en los momentos en los que te asalten los nervios. Esto es una carrera de fondo y se llega a la meta, siendo perseverante con la rutina de estudio.

Satisfacción personal

Cuando apruebas, consigues el logro profesional más importante de tu vida.

Aunque pienses en algo grande, que deseas con todas tus fuerzas, como que te toque la lotería, por ejemplo, no lo podrás comparar. Piénsalo, eso es un golpe de suerte, nada más. Lo único que has hecho para verte con ese dinero, es comprar un billete y dejarlo en manos del azar. Tener tu plaza te hará sentirte mucho más satisfecho a nivel personal que verte con millones por jugar a la lotería.

Tu trabajo como funcionario, lo obtienes como premio por tu trabajo y tu sacrificio de años. Tú bien sabes todo lo que has tenido que luchar por llegar a ese aprobado. Te sientes realizado y valorado, porque has conseguido tu meta.

 

En definitiva, el tiempo en el que eres opositor, te aporta valores personales que te acompañarán el resto de tu vida. Aprendes más que los contenidos del temario. Es una gran enseñanza a nivel personal que te lleva hacia la ansiada plaza. Mi consejo, es que recorras este camino con la máxima positividad y optimismo.

 

Cada día publico información actualizada en mi Instagram (elblogdepatriciaisrael) y también en mi página de Facebook para motivaros durante el estudio de la oposición. 

¡Nos vemos en las redes!

P

¿Te ha gustado el post? Me harías muy feliz si lo compartieras 🙂