Tags

, , , , , ,

A ti, opositor que te han dejado con la miel en los labios. 

A ti, opositor, que estabas a pocos días de examinarte.

A ti, opositor, que ya vislumbrabas la luz al final del túnel.

A ti, opositor, que ya sentías como la tormenta estaba a punto de amainar.

 

Ahora, chocas con un nuevo obstáculo.

Ahora, te toca adaptarte, una vez más.

Ahora, tienes que volver a manejar la incertidumbre.

Ahora, te topas con un contratiempo que no esperabas.

Ahora, tienes que quedarte en el opozulo por salud.

 

Además, debes seguir siendo paciente (cómo si no lo hubieras sido ya).

Además, debes seguir estudiando como si nada pasara a tu alrededor.

Además, debes seguir rindiendo como hasta ahora.

Además, todos te siguen exigiendo lo mismo.

 

A ti, opositor, que ya no sabes de dónde sacar fuerzas.

A ti, opositor, que te dicen que tu rutina es la que menos ha cambiado porque “estás acostumbrado a estar en casa”.

A ti, opositor, te toca lidiar con todo lo que llevas a tus espaldas y además, con lo que está viviendo el resto.

A ti, opositor, esta situación te afecta especialmente porque tienes las emociones a flor de piel.

 

A ti, opositor, que el camino ya no fue fácil hasta aquí, te toca seguir resistiendo. 

A ti, opositor, esta etapa te está enseñando la verdadera resiliencia.

A ti, opositor, estas semanas, estás mostrándote el Valiente que siempre has sido.

Y recuerda, la plaza es de los Valientes que resisten. Y tú, ya elegiste quién quieres ser.

Sé que estos días no están siendo fáciles. Parece que el opositor debe vivir quedarse en casa, con cierta facilidad porque está acostumbrado a esa rutina. Pero los opositores tienen muchas cargas a sus espaldas, además de a la que se están enfrentando el resto de personas.

Espero que estas líneas te ayuden a no sentirte sólo en esta batalla. Y recuerda estas palabras cuando las necesites.

Nos vemos en mi Instagram y mi Facebook donde seguimos compartiendo contenido para los opositores a diario.

Un abrazo,

Patricia Israel

¿Te ha gustado el post? Me harías muy feliz si lo compartieras 🙂