Tags

, , , , , , , , , , , , ,

Ante un temario tan extenso como el de una oposición, a todos nos resulta difícil un cierto tema. En mi caso, en las oposiciones de Justicia, mi tema “temido” era la Ejecución Civil (tema 17 de Tramitación Procesal), en el que tuve que aplicar un método de estudio determinado.

Métodos de estudio oposiciones

Cada vez que llegaba a repasar este tema, por muchas vueltas que llevara al temario, tenía la sensación de no recordar apenas nada. Durante los dos años que estuve opositando, este tema fue el que más veces repasé porque no llegaba a sentirme segura con el contenido y pese a eso, estuve repasándolo hasta el día antes del examen.

¿Os suena esta sensación? Seguro que vosotros también tenéis una materia o un tema que “se os atraganta” desde el principio. Pues bien, os voy a dar algunos consejos para afrontar ese temido tema según lo que yo apliqué en la preparación de la Ejecución Civil.

Primera toma de contacto

Cuando llegas por primera vez a esa materia o tema, lo que tienes que hacer es mantener la calma y no querer empezar a memorizar desde el primer día.

Si estáis estudiando por el sistema de vueltas (dar una vuelta completa al temario y luego empezar de nuevo), la primera de ellas, tenéis que asumir que será de comprensión. No os agobiéis, porque los temas complejos no los vais a poder dominar en las primeras vueltas. Así que centraros en entender la materia y preguntar dudas.

En el caso de la Ejecución Civil, me costó varias semanas dar esa primera vuelta (si mal no recuerdo, estuve un mes). Además, en los temas de procesal ya sabéis que es esencial entender bien los pasos que se dan y darles sentido, para que las piezas vayan encajando.

Profundizando en el tema

¿Qué hacer en las siguientes vueltas al tema? Empezar a utilizar recursos como esquemas, subrayado, escribir datos concretos aparte o resúmenes.

¿Qué método de estudio me irá mejor? Pues esto depende de la materia y del opositor. En mi caso, para el tema de la Ejecución Civil hice lo siguiente:

  • Dividí el tema en varias partes.
  • Hice esquemas de la parte de la ejecución hipotecaria, de los recursos del tema, de los tribunales competentes, liquidación de daños y perjuicios, ejecución provisional, tercería de dominio y tercería de mejor derecho, medidas cautelares, entre otros.
  • Escribí aparte los plazos procesales.

Memorizar

Ahora ya lo tenemos todo: comprendemos y hemos elaborado los materiales para que nos resulte más sencillo el estudio. El siguiente paso será el más lento y complicado: memorizar. Y aquí es donde nos va a hacer falta la PACIENCIA porque no hay otra forma de memorizar que repitiendo y repitiendo.

Cuanto mejor hallamos completado los dos primeros pasos, más sencillo nos será memorizar. Por ello, mi consejo es que no tengas prisa en llegar al momento de memorizar sino que trabajes bien la comprensión y la elaboración de tus recursos.

Sinceramente, yo tengo la sensación que nunca completé este paso con la Ejecución Civil porque nunca llegué a sabérmelo TODO.

Ponte a prueba: tests

Y por último, vamos a comprobar si de verdad entendemos la materia y si la hemos memorizado. Fijaros que yo considero que los tests son el último paso.

Los tests es como el examen final para saber si las piezas encajan en nuestra cabeza. ¿Qué hacemos si sacamos muchos fallos? Pues no hay más remedio, que volved a repetir los pasos anteriores. Pararos a pensar a dónde habéis cometido el error, ¿es en la comprensión? ¿es que no te acuerdas de lo que has estudiado?

 

A los temas complicados hay que dedicarles tiempo e ir paso a paso. Si nos agobiamos y queremos correr, al final no avanzaremos. Tened paciencia con estos temas y dedicarles más tiempo que al resto del temario. No existen las fórmulas milagrosas ni un método de estudio mágico para los temas difíciles. La única receta es la paciencia y la constancia.

 

Podéis seguirme en Instagram (el_blog_de_patricia_israel) y también en mi página de Facebook para estar informados de las últimas noticias sobre las oposiciones

P

 

¿Te ha gustado el post? Me harías muy feliz si lo compartieras 🙂