Tags

, , , , , , , , ,

Todos los opositores que os hayáis enfrentado a la preparación de un examen tipo test, os habréis dado cuenta del reto que supone. Yo misma, recuerdo que después de hacer en la carrera de Derecho, exámenes de desarrollo y orales, me llevó mucho esfuerzo adaptarme a la fórmula de los tipo test cuando comencé con la oposición.

En la mayoría de Administraciones, al menos una de las pruebas son con este formato, y las academias no suelen centrarse en explicar técnicas específicas para estos exámenes.

examen tipo test

En este post te doy 5 técnicas para afrontar un examen tipo test en la oposición.

1. Técnicas de estudio: «¿Estás seguro que quieres hacer resúmenes?»

Personalmente, creo que para la preparación de un tipo test, es mejor ocupar el tiempo de estudio en esquemas y tablas comparativas. Los resúmenes son laboriosos e invertirás mucho tiempo en ellos.

Además, piensa que haciendo resúmenes, estarás dejando datos del temario fuera de ellos. Esto supone un gran riesgo, puesto que en un tipo test, te pueden preguntar sobre cualquier dato al que no le has dado importancia.

Para mí, es mucho más útil y práctica la técnicas de elaborar esquemas y tablas comparativas. De esta forma, podrás incluir los datos que normalmente confundas con otros. La memoria visual te servirá para afianzar conceptos concretos como números, plazos o siglas.

2. Comprende lo que estudia: «Olvídate de estudiar como un papagayo»

Para exámenes orales, irremediablemente, tenemos que aprendernos los artículos literalmente para poder cantarlos. Sin embargo, en un examen tipo test, no podemos aplicar esta técnica.

En primer lugar, vamos a hacer el esfuerzo de comprender lo que estamos estudiando. Vamos a preguntar dudas a nuestro preparador o buscar las respuestas que no sepamos.

Una oposición conlleva memorizar muchos datos y la única forma de llegar a recordarlo todo es, comprendiendo la materia.

No cometas el error de estudiar las palabras literalmente, si no tienen un sentido para ti. ¿Por qué? Primero porque te supondrá una inversión de tiempo mayor. Y segundo, porque se te olvidarán con mucha facilidad.

3. Elabora tus explicaciones y preguntas: «Sé tú el profesor»

Relacionado con el consejo anterior, debes aplicar tus propias palabras al contenido. Es una forma de evaluarte y comprobar si, efectivamente, has llegado a un nivel de comprensión adecuado.

En una pizarra o en un folio, explícate la materia, como si tuvieras a una clase de opositores delante. Si eres capaz de hacer una explicación completa y con sentido, has conseguido comprenderlo, así que puedes pasar al siguiente epígrafe.

En este paso, te será muy útil también, elaborar tus propias preguntas. Piensa que en el examen, te pueden preguntar un concepto con palabras diferentes. Si no tienes demasiada imaginación o tiempo para elaborarte tus propias preguntas, puedes recurrir a material de una academia.

4. Lee, lee y relee: «Sé el mejor lector de tu examen»

Uno de los principales errores en un examen tipo test de una oposición, es no leer detalladamente los enunciados.

Si ya os habéis presentado a alguna convocatoria, me daréis la razón. Siempre hay alguna pregunta (o varias) que cuando llegas a casa y la vuelves a leer, piensas «Me la sabía pero no leí bien la pregunta o la respuesta».

Y el problema aquí no está en que no te sepas el contenido. Es que no has aplicado una de las técnicas más esenciales de los exámenes tipo test: leer con detenimiento cada palabra.

Piensa en todas las palabras que dan pie a equivocaciones y cómo cambian totalmente el contenido de las frases: «en todo caso y en ningún caso», «deberá y podrá», etc.

5. Echa la vista atrás: «Los exámenes de convocatorias anteriores son tu biblia»

Podría escribir un sólo post explicando la importancia de practicar con exámenes oficiales. Y, ojo, no sólo hacerlos sin más, sino analizarlos (¿y cómo los analizo? Lee hasta el final del post).

Os doy dos razones rápidas y generales:

La primera, que hay una alta proporción de preguntas que se suele repetir en las convocatorias.

La segunda, que los tribunales utilizan un mismo patrón de preguntas/respuestas. Comprenderlo y saber aplicarlo, será la clave para hacer un examen tipo test excelente.

Para los opositores de Auxilio Judicial, os dejo el enlace a los exámenes de convocatorias anteriores.

Espero que estos consejos os sean útiles para afrontar vuestros exámenes tipo test con éxito.

Piensa que por muy bien que llegues a conocer el temario, si no conoces la forma de estudiar el tipo test, no te servirá de nada tener esos conocimientos. ¿No te ha pasado que no superas una determinada puntuación en los tests? Por mucho que repases el contenido, no eres capaz de superar una barrera de nota.

Para los opositores de Auxilio Judicial, os recomiendo este curso específico sobre técnicas de tipo test. Estos consejos que os he dado, os resultarán útiles pero en este curso os explicarán cómo aplicarlos en el temario de Auxilio Judicial.

En este curso específico de técnicas de test que ofrece la academia Startlaj, se trabajarán exámenes de otras convocatorias, técnicas para estudiar plazos, multas y distinguir conceptos clave. Todo ello acompañado de clases semanales durante 2 meses (que quedan grabadas), un temario específico y demás materiales. Con el código descuento «patriciaisrael», tenéis 30€ de descuento durante esta semana. Aunque el curso comenzó el 20 de abril, os podéis apuntar aún porque las clases quedan grabadas.

Nos seguimos viendo en mi Instagram cada día para daros motivación para opositores y consejos útiles para llegar a conseguir vuestro sueño.

Recordad, «Ilusión, esfuerzo y constancia».

Un abrazo,

Patricia Israel

 

¿Te ha gustado el post? Me harías muy feliz si lo compartieras 🙂