Tags

, , , , , , , ,

Ya tenemos fecha de examen (o casi), llega la recta final de la oposición y empezamos a ponernos nerviosos. Con los nervios, tomamos malas decisiones y con ellas, cometemos errores.

Todos cometemos errores pero en este momento crucial, nos pueden salir muy caros. Aquí van algunos consejos de lo que no debes hacer en la recta final de la oposición. Ojo, que yo cometí la mayoría de ellos pero aprendí.

1. Hacer sólo tests

La oposición no es el examen de conducir, nunca se ha basado en sólo hacer tests. Así que ahora, que llega el momento decisivo, no concentres tus horas de estudio en hacer sólo tests.

Hay que seguir practicando, por supuesto. Pero lo que te van a preguntar es el temario. Con los tests no estás abarcando todo, así que cuidado con centrarte sólo en hacer tests las últimas semanas.

2. Repasar sólo los temas más importantes

recta final oposiciónTienes poco tiempo y debes decidir qué temas estudiar. Ya no te da tiempo a dar otra vuelta así que… ¿qué temas estudio?

En todos los temarios hay materias que consideramos más importantes que otras pero no sería la primera vez que el tribunal sorprende con leyes menos comunes.

Lo ideal es que te hagas planning de estudio con tiempo y que puedas dar un repaso a todos los temas. Si no te da tiempo a verlos todos con exhaustividad, al menos, que puedas fijar bien los esquemas y los datos más relevantes.

3. Dormir menos

La falta de tiempo y la aproximación al examen puede provocar que cambiemos nuestra rutina. Lo más habitual, descuidar las horas de sueño necesarias para poder estudiar más horas.

Todos somos conscientes de que hay que descansar pero cuando nos pueden los nervios y la adrenalina de ver el examen tan cerca, tomamos la mala decisión de dormir menos. Esto no sólo os acarreará problemas para concentraros durante las horas de estudio sino que iréis acumulando un cansancio que os puede salir muy caro.

Hay que llegar al examen con la mente despejada. Y eso pasa por no sacrificar horas de sueño para estudiar.

4. Cambio de rutina

Además del sueño, tendemos a innovar en la recta final de la oposición. Creemos que no es suficiente con lo que estamos haciendo y empezamos a cambiar horarios, sitio de estudio, materiales y en general, hábitos que hemos llevado hasta este momento.

Si es tu caso, decirte que estás cometiendo un error. Tu cuerpo y tu mente, están acostumbrados a una determinada rutina. No es el momento de querer mejorarla sino de continuarla. Cuantas menos novedades introduzcas ahora en tu vida, mejor.

5. Centrarme sólo en el primer examen de la oposición

En las oposiciones como Tramitación Procesal en la que hay varios exámenes, priorizamos aprobar el primero. Pensamos: «bueno, si lo paso, ya me pongo a muerte con el siguiente».

Aquí voy a personalizar y contaros mi experiencia personal. Yo estuve preparando la mecanografía (segundo examen de Tramitación Procesal), durante un año y medio y fue lo que me dio la plaza. Tengo compañeros de estudio y de trabajo que por dejar la mecanografía para el último mes, se quedaron sin plaza.

Este año no hay mecanografía pero hay un examen de Word que nunca antes se ha hecho en Tramitación Procesal. Mi consejo es que no lo dejéis para el final porque es el examen definitivo y el que os dará el aprobado. No subestiméis estos últimos exámenes porque quedarse a las puertas duele mucho.

Podéis seguirme en Instagram (elblogdepatriciaisrael) y también en mi página de Facebook para seguir mi día a día como funcionaria y estar al tanto de las noticias sobre las oposiciones de Justicia

P

¿Te ha gustado el post? Me harías muy feliz si lo compartieras 🙂