Tags

, , , , , , , , , , , , , ,

Organizarse con el estudio y tener una buena planificación es fundamental para ir a buen ritmo y llegar con buen nivel al examen de la oposición. En las oposiciones de Justicia, con un temario tan denso y detallado, sólo constituido de leyes, puede resultar complejo, saber cuánto estudiar cada día y cuánto tiempo dedicar a cada tema.

En este post os voy a detallar cómo me organizaba yo para estudiar las oposiciones de Tramitación Procesal y Auxilio Judicial.

Horario de estudio

Durante los dos años en los que he estado estudiando las oposiciones de Justicia (Tramitación y Auxilio), he estudiado de lunes a sábado, unas 8 horas diarias. Normalmente, los domingos era el día que dejaba libre, aunque a veces lo cambiaba por el sábado, si me venía mejor.

El horario de 8 horas, lo repartía entre la mañana y la tarde. Durante dichas horas, hacía descansos más o menos breves según los necesitaba (no los planificaba). Los descansos los hacía de 5 a 10 minutos.

¿Cuánto tiempo dedicar a cada tema?

Como veis en el título del post, yo básicamente, seguí el planning de estudio de mi academia, Bazán Oposiciones. Os voy a dar algunos matices de mi organización para que os sirva de orientación.

Con Bazán, dimos varias vueltas al temario. En la primera vuelta, tardamos seis meses en ver todos los temas. Todas las semanas no veíamos el mismo número de temas, puesto que no es lo mismo el tema 17 que el tema 9 🙂 dependía de la extensión y de la dificultad del tema, así podríamos ver dos temas a la semana o quizás un tema y medio. Los temas más extensos y complejos como el 17 o el 20, los vimos por partes y tardamos en estudiarlos en la primera vuelta, alrededor de un mes.

Según íbamos avanzando en el temario y en las vueltas, íbamos acelerando el ritmo y cada vez, incluían más temas por semana pero siempre con la coherencia de que los temas más asequibles se daban más rápido y los más complejos, se detenían más en ellos.

La organización de Bazán Oposiciones está basada en el sistema de estudio de vueltas al temario y van combinando la parte de organización (tema del 1 al 15) con la parte de procedimiento (del tema 16 al 31).

¿Y los tests?

Los tests los íbamos haciendo desde la primera vuelta. El nivel de dificultad de los tests iba aumentando según avanzábamos en las vueltas al temario.

Al principio, los tests eran de cada tema pero luego empezaron a agrupar varios temas, siempre respetando la planificación de esa semana. Normalmente, nos daban dos tests por semana (uno de la parte de Organización y otro de Procedimiento).

Casos prácticos

Los casos prácticos los empezamos a hacer desde la segunda vuelta al temario, puesto que es necesario una mínima base para poder realizarlos.

En la academia, nos daban un caso práctico por semana, correspondiente al tema de procedimiento que estuviera planificado.

Yo dejaba las tardes para hacer los tests y los casos prácticos. Por las mañanas, memorizaba y me dedicaba a darle vueltas a los temas.

Para los que os interese, Bazán Oposiciones va a empezar nuevos cursos en septiembre. Os dejo el enlace a su curso que comenzará desde cero y al curso avanzado (que dará la primera vuelta en 4 meses, en lugar de 6).

 

Ya sabéis que aunque he aprobado Tramitación Procesal en esta convocatoria, voy a seguir con el blog. Tengo muchos planes para este blog y mis redes para este otoño así que ya sabéis, si queréis seguidme y estar al tanto de las oposiciones de Justicia, estoy en Instagram y Facebook.

¡Feliz estudio a tod@s!

P

 

 

¿Te ha gustado el post? Me harías muy feliz si lo compartieras 🙂