Etiquetas

, , , , ,

Voy a iniciar una serie de posts sobre reflexiones de los españoles que viven en Londres basado en mi experiencia. Desde que volví a España hace unas semanas, estoy dándome cuenta que es complicado hacer entender a los españoles que no han salido de nuestro país, el por qué nos vamos fuera, por qué volvemos, qué nos aporta o por qué esta experiencia nos marca para siempre. Es difícil ser conciso con este tema, pero voy a intentar no alargarme demasiado y explicarlo desde mi punto de vista tras conocer a muchos españoles que tomaron la misma decisión que yo de irse al extranjero.

¿Por qué nos vamos?

Ésta es la pregunta fácil, cualquiera te dirá “Porque en España no hay trabajo”. Esta afirmación que escuchamos en medios de comunicación y a cualquier hijo de vecino, es muy discutible, pero ya profundizaré en el tema del trabajo en otro post.

Hay varias situaciones en las que un español decide iniciar una aventura en Londres:

El estudiante: El que se va a aprender inglés, estudiar un posgrado (con beca, normalmente) o a hacer algún otro curso. El objetivo principal es tener una certificación en un país extranjero que luego nos dará más peso en nuestro CV en España ¿Merece la pena? Sí, si es un posgrado pero NO si es el típico curso de inglés durante el verano. No nos engañemos, en esos cursos hemos aprendido todos muy poco inglés.

Recién licenciado sin experiencia: el caso del 90% de los menores de 35 años que han llegado a Londres en los últimos 5 años. Dentro de este grupo tenemos a la persona que en España lo tiene complicado por la crisis. Cuando este recién licenciado llega a Londres tiene dos posibilidades: o tiene muy buen nivel de inglés, es persistente, tiene un poco de suerte y consigue trabajo de “lo suyo”; o bien comienza a trabajar en la hostelería, cuidando niños o de dependiente mientras aprende inglés. Me extenderé más sobre este tema en otro post.

El trabajador con experiencia en España: en este grupo están las personas que han sido despedidas de su empresa por la crisis pero también aquellos valientes que teniendo un trabajo fijo en España deciden romper con todo e iniciar una nueva experiencia laboral fuera. Sí, he conocido a varias personas con este último perfil y creo que es admirable dar este paso.

La pareja del “aventurero”: el amor lo puede todo, hasta abandonar el pueblo o la ciudad de uno, por el gris Londres. Hay muchas personas que se ven “arrastradas” por la aventura de su pareja de irse a trabajar o estudiar en el extranjero. A todos estos, recordad que podéis sacar partido de esta aventura, aunque en principio lo hayáis hecho por otra persona.

1398440_10153442181345385_598608703_oSea cual sea la situación de las personas que decidimos romper con la rutina y la burbuja de confort, lo hacemos precisamente por eso, porque queremos más. No queremos sentir que lo podíamos haber hecho y que no lo hicimos, porque dentro de 10 años miraremos atrás y te arrepentirás más de lo que NO hiciste, que de lo que hiciste. Nos vamos porque queremos que cada día cuente, que cada persona nos enseñe, que cada amanecer sea distinto, porque nosotros lo somos, y ya nunca volveremos a ser las personas que decidimos irnos.

Anuncios